AORTA DESCENDENTE Ramas viscerales

En el tórax la aorta descendente da origen a las arterias bronquiales, a las ramas pericárdicas, mediastínicas y a 4 o 5 esofágicas, estas últimas forman un plexo vascular sobre el esófago.

Las arterias bronquiales siguen su trayecto por detrás de los bronquios, distribuyéndose en ellos y en los ganglios linfáticos broncopulmonares.
En su trayecto en el abdomen, de la aorta descendente nacen 3 ramas, las arterias suprarrenales medias, renales y genitales; y 3 ramas impares, tronco celiaco y arterias mesentéricas superior e inferior. Las arterias suprarrenales medias nacen a la altura de la primera vértebra lumbar y entran en la corteza de la glándula suprarrenal inmediatamente por detrás del hilio.

Las arterias renales, de gran calibre, nacen a la altura de la segunda vértebra lumbar, cruza los pilares del diafragma y el músculo psoas por detrás del páncreas, del que están separados por las venas renales. Cada arteria renal da nacimiento a la arteria suprarrenal inferior, también emite pequeños ramos ureterales y en el hilio del riñon se divide en sus ramas.

Con frecuencia nacen de la aorta, arterias renales accesorias por arriba o por debajo de los vasos principales. Las arterias espermáticas son vasos de escaso calibre que nacen por debajo de las arterias renales, descienden adosadas al psoas por detrás del peritoneo, cruzan el uréter y el nervio genitocrural. La arteria espermática derecha pasa por delante o por detrás de la vena cava inferior y puede estar cubierta por el ciego. La arteria espermática izquierda sigue su trayecto por detrás de la vena mesentérica inferior, los vasos cólicos izquierdos y la porción inferior del colon descendente.

Las arterias espermáticas se introducen en el anillo inguinal externo para formar parte del cordón espermático, pasa por el conducto inguinal hasta el escroto y en el polo superior del testículo se divide en ramas para el epidídimo y para los lados del testículo.

Las arterias ováricas corresponden a las espermáticas y tienen curso y distribución semejantes en la pared abdominal posterior, sin embargo en el estrecho pélvico, se regresan hacia abajo, cruzando la porción superior de los vasos iliacos externos, y por el ligamento suspensorio y el mesovario, llegan al hilio del ovario. Dan ramas para la trompa de Falopio y el ligamento redondo, y se anastomosan con la arteria uterina.

Por el 12-06-2012 Categoria: Vascular

Comparte este artículo...

Your email address will not be published. Required fields are marked *

0 comentarios