Categoría: Artrologia

MÚSCULOS DE LA ARTICULACIÓN DEL TOBILLO Y DEL TARSO

Tibial Anterior

Nace en los dos tercios superiores de la cara externa de la tibia y en la cara anterior del ligamento interóseo. Pasa delante del tobillo con vaina sinovial propia y cubierto por el fascículo superior e inferior del ligamento anular anterior del tarso y se inserta en la cara interna de la primera cuña y en la base del primer metatarsiano. Es el músculo que se afecta principalmente en la poliomielitis, originando extensión del pie dando marcha con pie péndulo.
Acciones.-pie apoyado.- Tracción anterior de la pierna sobre el pie en la articulación del tobillo. Junto con el tibial posterior para la tracción de la pierna hacia dentro. Eleva el primer metatarsiano. Pie sin apoyar.-Flexión. Junto con el tibial posterior produce inversión del pie. Inervación.- Nervio tibial anterior.
Peroneos laterales corto y largo

El corto se origina de los dos tercios inferiores de la cara externa del peroné, el largo de los dos tercios superiores de la misma cara, de la cabeza del peroné y la porción adyacente de la tuberosidad externa de la tibia. Descienden juntos por un canal situado detrás del maléolo externo y cubiertos por el fascículo superior del ligamento anular externo con una sinovial común. El peroneo lateral largo por delante del corto. Cruzan la cara externa del calcáneo cubiertos por el fascículo inferior del ligamento anular externo del tarso. El tendón del corto pasa por arriba del tubérculo externo del calcáneo para insertarse en el tubérculo de la base del quinto metatarsiano. El tendón del largo pasa por abajo del tubérculo. Cruza la superficie del cuboides donde cambia de dirección hacia la planta del pie, pasa por la corredera osteofibrosa formada por el canal de la cara inferior del cuboides y una vaina fibrosa procedente del ligamento calcaneocuboideo inferior para insertarse en la cara externa de la superficie plantar de lacrimerà cuña y de la base del primer metatarsiano junto con el tibial anterior.
Acciones.-pie apoyado.- Tracción de la pierna hacia fuera. Pie sin apoyar.- Rotación externa del pie, ayudan a la extensión.
Inervación.- Nervio musculocutáneo.
Tibial posterior

Se origina en casi toda la cara posterior del ligamento interóseo, la zona ahuecada del peroné entre el borde interóseo y la cresta medial, en la tuberosidad externa y los dos tercios superiores de la zona comprendida entre el borde externo y la cresta vertical de la tibia. Se labra un canal en la cara posterior del maléolo interno junto con el flexor tibial de los dedos y cubiertos por el ligamento calcaneoescafoideo inferior. Su inserción principal es en el tubérculo del escafoides y en la primera cuña pero envía prolongaciones que cruzan el pie a la base de segundo, tercer y cuarto metatarsianos, a las demás cuñas, al cuboides y a la apófisis menor del calcáneo.
Acciones.-pie apoyado.- Tira hacia atrás la pierna. Es el apoyo más potente del arco longitudinal del pie. Pie sin apoyar.- Extensión de la articulación tibiotarsiana, rotación intemajunto con el tibial anterior. Inervación.- Nervio tibial posterior.

Soleo

Se origina en la cara posterior del tercio superior de la diáfisis del peroné hasta su cabeza siguiendo el arco tendinoso al extremo superior de la línea oblicua de la tibia hasta el tercio medio del borde interno de la tibia. Se inserta en la cara profunda o anterior de una hoja membranosa qáe al unirse con el tendón de los gemelos forma el tendón de Aquiles, el cual mide 15 cm de largo y es el más potente del cuerpo. Se inserta en la mitad de la cara posterior del calcáneo.
Gemelos

Se originan por dos tendones de la porción superior de los cóndilos del fémur y de la cápsula de la articulación de la rodilla. El externo nace de una carilla en la cara externa del cóndilo externo, el interno en una carilla en la cara posterior del cóndilo interno, debajo del tubérculo del aductor y en una zona rugosa del triángulo poplíteo. Forman el límite inferior del hueco poplíteo y se insertan en la cara superficial de una aponeurosis adosada a la del soleo, la cual se estrecha y forma el tendón de Aquiles.
Plantar Delgado

Es inconstante, mide 10 cm. Se origina en la porción inferior de la rama externa de bifurcación de la línea áspera en el fémur y de la cápsula de la articulación de la rodilla fusionado con el gemelo externo hasta llegar al borde interno del tendón de Aquiles.
Acciones de los tres músculos.- En posición de pie, mantienen el equilibrio. Son extensores potentes del pie, mantienen al hombre dispuesto a actuar y físicamente alerta. Son flexores de la articulación de la rodilla. Inervación.- Nervio ciático poplíteo interno.
Poplíteo

Se origina dentro de la cápsula fibrosa de la articulación de la rodilla por un tendón que se inserta en el cóndilo externo del fémur debajo del ligamento lateral externo. Sale por debajo del ligamento poplíteo arqueado y se inserta en la zona triangular de la tibia arriba de la línea oblicua.
Acciones. – pie apoyado.- Rotación externa del fémur sobre la tibia. Pie sin apoyar.- Rotación interna de la tibia sobre el fémur manteniendo al cartílago semilunar externo fuera del sitio donde pueda ser lesionado. Inervación.- Nervio ciático poplíteo interno.

Cuando se paraliza el músculo tibial anterior como consecuancia de una lesión del nervio peroneo externo o tibial anterior, se produce una caída del pie ( es decir, el pie muestra una flexión plantar al elevarse del suelo). El dolor en la espinilla es una término utilizado por el vulgo para indicar el estado doloroso del compartimiento anterior de la pierna , después de efectuar un ejercicio exhaustivo o prolongado.

ARTICULACIONES CALCANEOESCAFOIDEA, ESCAFOIDOCUBOIDEA, ESCAFOIDOCUNEALES, CUBOIDOCUNEALES, INTERCUNEALES, TARSOMETATARSIANA E INTERMETATARSIANA

Son articulaciones sinoviales sencilla, brindan elasticidad al tarso por los movimientos de desplazamiento a excepción de las articulaciones calcaneocuboidea y la primera articulación tarsometatarsiana que permiten rotación.

La articulación calcaneocuboidea se puede describir con la astragalocalcaneoescafoidea lo que se conoce como articulación mediotarsiana o de Chopart.

Hay ligamentos interóseos fuertes que unen las caras rugosas de los huesos, además estas articulaciones están reforzadas por ligamentos dorsales y plantares: ligamento calcaneoescafoideo inferior hacia dentro, el ligamento en Y en la cara dorsal, el ligamento calcaneocuboideo inferior (hojas superficial y profunda) en la planta.

La hoja superficial va de la cara inferior del calcáneo a la cresta del cuboides, continuándose sobre el tendón del peroneo lateral largo, prolongando su inserción en los tres últimos metatarsianos. La hoja profunda forma un puente entre el calcáneo y el cuboides. Las inserciones de los músculos tibiales anterior y posterior y del peroneo lateral largo actúan como ligamentos accesorios de refuerzo.

ARTICULACIONES DEL ASTRÁGALO CON EL CALCÁNEO Y EL ESCAFOIDES

Las articulaciones mas importantes del pie son las del astrágalo con la pierna y la del astrágalo con el calcáneo y el escafoides.

articulación subastragalina o astragalocalcanea.- se forma entre las carillas posteroexterna del calcáneo y del cuboides.

articulación astragalocalcaneoescafoidea o astragaloescafoidea.- es una enartrosis, entre la cabeza del astrágalo y la cara posterior del escafoides, la carilla anterointerna del calcáneo y una carilla cartilaginosa en el ligamento calcaneoescafoideo inferior.

Las dos articulaciones poseen su propia cápsula, pero las membranas fibrosas se unen en el hueco calcaneoastragalino, formando el ligamento interóseo astragalocalcáneo. Las articulaciones están reforzadas por ligamentos:

Astragaloescafoideo.- Entre el cuello del astrágalo y el escafoides.
Calcaneoescafoideo inferior.- en la articulación astragalocalcaneoescafoidea, el ligamento lateral interno de la articulación tibiotarsiana y el ligamento en “Y” que nace de la cara superior del calcáneo, después se divide en dos ramas que van al escafoides y al cuboides.

ARTICULACIÓN TIBIOTARSIANA O DE LA GARGANTA DEL PIE

Esta articulación esta formada por la cara inferior de la tibia, ambos maleólos, el fascículo inferior del ligamento peroneotibial posterior y la tróclea del astrágalo.

La cápsula articular esta engrosada por los ligamentos de refuerzo anterior y posterior y a los lados por los ligamentos laterales interno y externo. Ligamento lateral interno o deltoideo.- fuerte, de forma triangular. Su vértice se inserta en el maleólo interno.

Su base es ancha, se inserta en el tubérculo del escafoides, el cuello del astrágalo en el ligamento calcaneoescafoideo inferior y la apófisis menor del calcáneo. Se divide en porciones según su inserción: ligamento tibioescafoideo y tibiocalcáneo o calcaneotibial (superficiales) y ligamento tibioastragalinos anterior y posterior (profundamente).
Ligamento lateral externo.- formado por 3 fascículos: ligamento peroneocalcaneo, fuerte que va de la tuberosidad externa del calcáneo al maleólo externo.

Ligamentos peroneoastragalinos anterior y posterior; el anterior va del cuello del astrágalo a la cara anterior del maleólo externo, el posterior va de la cara posterior del astrágalo a la fosilla de la cara interna del maleólo externo.

La membrana sinovial.- puede proyectarse como un divertículo en la articulación peroneotibial inferior.

ARTICULACIONES PERONEOTIBIALES

ARTICULACIÓN PERONEOTIBIAL SUPERIOR.- Es de tipo artrodia. Constituida por una carilla de la cabeza del peroné y la carilla correspondiente de la cara inferior de la porción posteroexterna de la tuberosidad externa de la tibia.
ARTICULACIÓN PERONEOTIBIAL INFERIOR.- El ligamento interóseo se extiende entre la totalidad de la zona rugosa incluida por la bifurcación del borde interóseo del peroné a la escotadura peronea de la tibia. Está reforzada por los ligamentos inferiores anterior y posterior entre los bordes adyacentes de los huesos. Por abajo del ligamento posterior el ligamento transverso se extiende del maléolo peroneo al borde inferior de la tibia.
El ligamento interóseo tiene dirección hacia abajo y afuera, brinda inserción a los músculos profundos y es atravesado hacia arriba por los vasos tibiales anteriores y hacia abajo por la arteria peronea anterior.

ARTICULACIÓN DE LA RODILLA

La articulación de la rodilla, que se describe como trocleartrosis, es en realidad una doble condileartrosis en que participan los cóndilos del fémur y los cartílagos semilunares adosados al extremo superior ensanchado de la tibia, y artrodia entre el fémur y la rótula.

Antes de continuar, es indispensable estudiar las caras articulares de fémur, rótula y tibia, y los cartílagos semilunares que se describen al hablar de la tibia. La membrana fibrosa de la cápsula articular en algunos sitios es débil o falta, y en otros está reforzada por expansiones tendinosas. Hacia adelante, la substituyen por completo estas formaciones: el ligamento rotuliano, fuerte y aplanado, de unos 7.5 cm de largo; el tendón del cuadríceps y expansiones que forman los retináculos rotulianos interno y externo entre los bordes de la rótula y los cóndilos tibiales; el externo está reforzado por el ligamento iliotibial.

El resto de la articulación está virtualmente rodeado por una cápsula débil que se inserta en los bordes de las caras articulares, en el borde inferior del triángulo poplíteo del fémur, y en el borde posterior de la superficie intercondílea de la tibia. La cápsula se adhiere firmemente a la periferia del cartílago semilunar interno, y con menor firmeza al cartílago semilunar externo. La porción de la cápsula situada entre estos cartílagos y la tibia se denomina ligamento coronario. Hacia atrás y adentro, la cápsula se fusiona con el ligamento lateral interno, que nace de la tuberosidad interna del fémur a la altura de! tubérculo del tercer aductor y se inserta en la tibia: arriba del semimembranoso, y las anteriores y más superficiales en la cara interna, por debajo del nivel de la tuberosidad tibial. El desgarro del ligamento lateral interno ocurre con frecuencia en los deportes a causa de abducción forzada de la tibia.

El ligamento lateral externo, fascículo fuerte que desciende de la tuberosidad externa del fémur por arriba del poplíteo se inserta en la cabeza del peroné, hacia afuera de la apófisis estiloides, y divide en dos al tendón del bíceps crural. Es una formación separada y diferente de la cápsula y, en consecuencia, del cartílago semilunar externo, que en este sitio presenta un canal producido por el tendón del poplíteo, que emerge de la cápsula por detrás del ligamento lateral externo y por debajo de un engrasamiento capsular, llamado ligamento poplíteo arqueado. Hacia atrás, las fibras entrelazadas de la cápsula están reforzadas por el ligamento poplíteo oblicuo o tendón recurrente del semimembranoso, el que da expansiones que también refuerzan la cápsula por detrás del ligamento lateral interno. Dentro de la articulación, el borde anterior de los cartílagos semilunares está unido por el ligamento transverso o yugal, situado tangencialmente; la tibia y el fémur están unidos por los ligamentos cruzados, que se han considerado ligamentos laterales de las articulaciones interna y externa originalmente separadas. Los ligamentos cruzados se originan de la zona intercondílea de la tibia y ascienden cruzádose entre sí hasta las paredes de la escotadura intercondílea del fémur. El anterior tiene dirección posterior y externa; el posterior reforzado por un fascículo procedente del menisco externo, se dirige hacia adelante y adentro.

La membrana sinovial reviste a la cápsula fibrosa excepto hacia atrás, donde se refleja en sentido anterior alrededor de los ligamentos cruzados. La sinovial cubre los cartílagos o meniscos semilunares y está separada del ligamento rotuliano por el paquete adiposo anterior de la rodilla. La membrana sinovial se refleja hacia adelante desde la porción situada al frente de la escotadura intercondílea en el ligamento adiposo, se continúa con los ligamentos alares, de forma semilunar, que sobresalen en la cavidad y están forma por la sinovial que recubre al paquete adiposo anterior.

La cavidad articular se continúa hacia arriba en extensión aproximada de 7.5 cm por detrás del tendón del cuadríceps formando la gran bolsa serosa subcuadricipital; se aprecia también la prolongación sinovial del poplíteo, que acompaña al tendón de este músculo al salir de la articulación.

MÚSCULOS DE LA ARTICULACIÓN COXOFEMORAL

Obturador interno; Géminos

Los fascículos del obturador interno se insertan en la superficie pélvica de la membrana obturatriz y el hueso adyacente, sobre todo por arriba del agujero obturado; convergen hacia atrás en dirección del agujero ciático menor y se unen a cuatro o cinco bandas tendinosas formadas en la superficie próxima al hueso. Estos fascículos se vuelven en ángulo recto rodeando la escotadura ciática menor y se labran un canal profundo en el cartílago que cubre el borde del hueso; sin embargo, están protegidos por una bolsa serosa. Fuera de la pelvis, forman un tendón que pasa por detrás de la articulación coxofemoral, de la cual queda separado por una bolsa serosa, y se inserta en la cara interna del trocánter mayor, por debajo de la inserción del piramidal de la pelvis. Este tendón es cubierto en su mayor parte por los géminos, que podrían considerarse porciones extrapélvicas del obturador interno que no han emigrado al interior de la pelvis y que brindan orígenes adicionales para el obturador interno. El gemino superior se origina en la espina ciática; el gemino inferior lo hace en la tuberosidad isquiática, y van a insertarse en los bordes y la cara superficial del tendón del obturador interno.

 

Piramidal de la pelvis

El piramidal de la pelvis se origina en la cara anterior del sacro, entre los agujeros sacros y por fuera de los mismos; se dirige hacia afuera pasando por el agujero ciático mayor y recibe fibras adicionales que provienen del borde superior de la escotadura ciática mayor y del ligamento sacrociático mayor. Cruza por detrás del isquion y de la cápsula de la articulación y se inserta por un tendón cilindrico en el vértice del trocánter mayor
Obturador externo

El obturador externo se origina de la porción anteroinferior de la cara externa de la membrana obturatriz y del borde adyacente del agujero obturado. Se dirige hacia afuera, y algo hacia atrás y arriba, y forma un tendón que, cruzando por detrás del cuello del fémur e introduciéndose entre la porción inferior de la cápsula de la articulación coxofemoral y las fibras superiores del cuadrado crural, alcanza la cavidad digital del trocánter mayor, por debajo de la inserción del obturador interno.
Cuadrado crural

El cuadrado crural, músculo pequeño, acintado y cuadrangular, se origina del borde externo de la tuberosidad isquiática, profundamente en relación con los músculos posteriores del muslo, y se dirige siguiendo el borde inferior del gemino inferior para insertarse en una línea casi vertical que se continúa con el borde posterior del trocánter mayor.
En el interior de la pelvis, el piramidal está por detrás del recto, el plexo sacro y los vasos ilíacos internos. El nervio glúteo superior y los vasos glúteos atraviesan el agujero ciático mayor por arriba del piramidal; el nervio ciático lo hace por debajo del piramidal, junto con los vasos isquiáticos y el nervio glúteo inferior, los vasos y el nervio pudendos internos, el nervio cutáneo posterior del muslo y los nervios para el obturador interno y el cuadrado crural. Cuando nace directamente del plexo sacro, el ciático poplíteo externo suele atravesar el músculo. Cubiertos por el glúteo mayor, los órganos que salen de la pelvis por debajo del piramidal se extienden detrás del tendón del obturador interno, los géminos y el cuadrado crural, con estas excepciones: el nervio del cuadrado crural, que pasa por delante; los vasos y el nervio pudendos internos, y el nervio para el obturador interno, que se dirigen por el agujero ciático menor hacia la superficie del obturador interno, en la fosa isquiorrectal. El obturador interno es cruzado por el origen del elevador del ano, encima del cual cursan los vasos y el nervio obturadores.
Acciones. El piramidal de la pelvis, el obturador interno, los géminos, el obturador externo y el cuadrado crural hacen girar un poco el muslo hacia afuera. El piramidal de la pelvis y el obturador interno son rotadores externos del muslo extendido y abductores del mismo cuando se halla en flexión; el cuadrado crural y el obturador externo también son aductores, y su papel más importante es articular, como el “manguito de los rotadores” de la articulación escapulohumeral.

HUESO RÓTULA DE LA RODILLA

La rótula (patella = patela) es un hueso sesamoideo, el mayor del cuerpo, que se desarrolla en el tendón del cuadríceps. Su forma es un tanto triangular con la base por arriba y el vértice por debajo, e interrumpe la continuidad del tendón del cuadríceps, de modo que la parte inferior de dicho tendón, que va desde el vértice de la rótula a la tibia, se conoce como ligamento o tendón rotuliano (ligamentum patellae = ligamento patelar). La cara anterior y los lados de la rótula son ásperos, para la inserción de fibras tendinosas y perforados con innumerables agujeros para vasos. La cara posterior del vértice también es áspera, pero casi toda la superficie posterior o articular de este hueso es lisa y se articula con los cóndilos femorales.

ARTICULACIÓN COXOFEMORAL

Es la articulación coxofemoral, una enartrosis situada aproximadamente a 1.25 cm por abajo del tercio medio del arco crural, la cabeza del fémur, de forma esférica, encaja en la cavidad cotiloidea del coxal; la cavidad es completada por el ligamento transverso del acetábulo que se extiende entre los labios de la escotadura isquiopubiana, y su profundidad aumenta por virtud de un collar fibrocartilaginoso duro, el rodete cotiloideo, que extiende la cavidad más allá del ecuador de la cabeza del fémur. Las superficies articulares se adaptan de manera tan exacta que basta un pequeño defecto para trastornar gravemente el movimiento; esto se manifiesta en la postura corporal incluso cuando el individuo está sentado y puede provocar esfuerzos excesivos en otras articulaciones.

La cápsula articular se inserta en el coxal siguiendo el borde de la cavidad cotiloidea y en el ligamento transverso del acetábulo, y alcanza casi la base «tel cuello del fémur, como se explicó al hablar de este hueso. Debe señalarse que las fracturas del cuello femoral pueden ser completamente intracapsulares o parcialmente extracapsulares, en tanto que la línea epifisaria de la cabeza, donde la epífisis puede deslizarse sobre la metáfisis en la adolescencia, es por completo intracapsular. La porción profunda de la membrana fibrosa está engrosada alrededor del cuello del fémur, sobre todo hacia atrás, por fibras circulares que forman la zona orbicular; algunas fibras, llamadas retináculos, se reflejan hacia atrás siguiendo la dirección del cuello femoral; llevan vasos sanguíneos importantes de pequeño calibre y producen pliegues en la membrana sinovial. Por fuera, la cápsula articular está reforzada por tres fascículos, los ligamentos pubiofemoral, isquiofemoral e iliofemoral, que nacen de los sitios correspondientes del hueso coxal. El ligamento pubiofemoral, situado por abajo y adelante de la articulación, y el ligamento isquiofemoral, situado por abajo y atrás, pero que describe una espiral hacia arriba en dirección de su inserción femoral, se ponen tensos en la extensión. El ligamento iliofemoral se inserta arriba, en parte, en la espina ilíaca anteroinferior; tiene forma de una V invertida, cuyas ramas divergentes se insertan en el trayecto de la línea oblicua del fémur. El ligamento iliofemoral es muy fuerte, tanto así que con el sujeto en posición de pie y los músculos relajados, puede impedir que la pelvis se incline hacia atrás sobre las cabezas femorales por acción del peso corporal.

El ligamento redondo del fémur, aplanado y de forma más o menos prismática triangular, nace del ligamento transverso del acetábulo y de los bordes de la escotadura isquiopubiana y alcanza una fosita en la cabeza del fémur; el ligamento no tiene como función la de sujetar o fijar, sino transmite vasos sanguíneos. La membrana sinovial reviste a la cápsula y cubre casi todo el cuello del fémur, ambas caras del rodete cotiloideo y el pelotón adiposo en la cavidad cotiloidea. En la porción profunda en relación con el ligamento iliofemoral, la membrana sinovial suele ser delgada o poco notable, a causa de la presión repetida contra la cabeza femoral y, por deficiencia de la membrana fibrosa entre los engrosamientos iliofemoral y pubiofemoral, la cavidad sinovial puede comunicar con la bolsa serosa situada debajo del tendón de psoas. Obsérvese que los tejidos inmediatamente adyacentes están cubiertos por el glúteo mediano hacia arriba, el glúteo mayor hacia atrás y los músculos posteriores del muslo y los aductores hacia abajo. El psoas y el ilíaco cruzan la cara anterior de la articulación, y el recto anterior del muslo y el pectíneo cruzan hacia afuera y adentro, respectivamente. El pectíneo pasa por debajo de la articulación y delante del obturador externo separa al cuadrado crural de la cápsula. El obturador interno y el piramidal de la pelvis están situados hacia atrás, y hacia arriba el glúteo menor, que se confunde en parte con la cápsula. Más superficialmente, la vena y arteria femorales en su vaina, y el nervio crural, entre el psoas y el ilíaco, descienden por delante de la articulación; el nervio ciático tiene una situación posteroinferior y el nervio obturador está situado hacia la porción interna, pero más alejado.
Todos los músculos enumerados, y en cierta medida el sartorio y el recto interno, participan en la movilidad de la articulación coxofemoral. Los músculos motores principales son los más grandes y de inserciones más distales, a saber: el psoasilíaco en la flexión, el glúteo mayor en la extensión, los dos glúteos restantes en la abducción, y los aductores en el movimiento que les ha dado su nombre. Los músculos más pequeños, que funcionan como auxiliares en estos movimientos y en la rotación, tienen como función primordial la estabilización.

Las fracturas del cuello del fémur próximas a la cabeza generalmente dañan la perfusión sanguínea de la cabeza del fémur. El algunos casos, la sangre llega a través de la arteria del ligamento de la cabeza es la única vía de aporte sanguíneo del fragmento proximal de la cabeza femoral. Si este ligamento se rompe, el fragmento óseo no es perfundido y sufre una necrosis aséptica.
La luxación congénita de la cadera es de 1.5 de cada 1000 nacidos vivos. Esta lesión es bilateral aproximadamente en la mitad de los casos. El sexo femenino se afecta con mucha mayor frecuencia que el masculino en una proporción de 8:1. Un signo clínico de esta patología es la imposibilidad de separaración de los muslos, además, el miembro afectado parece estar más corto, por que la cabeza del fémur se eleva con respecto a la del lado normal.

PELVIS ÓSEA

Es formada por sacro, cóccix y coxales. Transmite el peso del cuerpo a la cabeza de los fémures en posición de pie o a las tuberosidades isquiáticas en posición de sentado. La pelvis falsa está entre las alas del ilion. La pelvis verdadera está formada por el resto del ilion, isquion, pubis, sacro y cóccix; su límite o estrecho superior es formado por el promontorio sacro y la línea innominada o arqueada del coxal. Contiene los órganos urogenitales y el recto. Constituye el canal del parto.

Se miden diferentes diámetros:

Transverso del estrecho superior.- Entre los sitios más alejados de las líneas innominadas. Mide 12.5 cm. Anteroposterior o conjugado verdadero.- Entre el promontorio sacro y el borde superior de la sínfisis púbica. Mide 11.25 cm.

Conjugado externo.- Entre el borde superior de la sínfisis púbica y la punta de la apófisis espinosa de L5. La cavidad pélvica está limitada hacia arriba y atrás por el sacro y cóccix donde tiene 12.5 – 15 cm de profundidad, y abajo y adelante por la sínfisis púbica con 3.75 cm de profundidad. Los lados la forman las fosas iliacas de los coxales.

El agujero obturado está cerrado por la membrana obturatriz excepto en la porción anterosuperior donde está el conducto obturado para vasos y nervio obturadores.

El estrecho inferior está limitado hacia atrás por el cóccix y hacia delante por el arco púbico ocupado por la membrana perineal u hoja inferior del diafragma urogenital, siendo su borde anterior el ligamento transverso de la pelvis. Los lados están formados por las tuberosidades isquiáticas y las escotaduras ciáticas y es cerrado por los elevadores del ano y tejidos perineales.

El ligamento sacrociático mayor va de los coxales entre las espinas iliacas posteriores y en la porción posterior y lateral de la parte inferior del sacro y cóccix y llega a la cara interna de la tuberosidad isquiática formando el repliegue falciforme siguiendo la rama del isquion.

El ligamento sacrociático menor va de la espina ciática al borde del sacro y cóccix, delante del mayor y detrás del músculo isquiococcígeo.

Estos ligamentos convierten las escotaduras ciáticas en agujeros ciáticos mayor y menor.

El agujero ciático mayor está ocupado por el piramidal de la pelvis, por arriba del cual salen los vasos y nervio glúteos superiores y por debajo el ciático, vasos isquiáticos, nervio glúteo inferior, nervio cutáneo posterior del muslo y nervio del cuadrado crural. Los vasos y nervio obturador interno salen por el agujero ciático mayor y vuelven a entrar a la pelvis por el agujero ciático menor por arriba del obturador interno.