Categoría: Generalidades

La Angiografía

Dentro de todo el arsenal de estudios clínicos y paraclínicos que se poseen para el estudio del paciente con problemas cardiovasculares, se tiene la angiografía estudio radiográfico que demuestra el estado de los vasos arteriales; con este estudio podemos saber cual vaso es el que esta afectado y valorar el grado de obstrucción de éste, para fines prácticos podemos realizar angiografías de cualquier vaso.
Por mencionar algún ejemplo; un paciente que tiene dolor precordial se le realiza un electrocardiograma y este rebela datos de isquemia (falta de irrigación de alguna zona del corazón, en este caso)un paso a seguir sería realizarle una angiografía coronaria para saber que coronaria es la afectada y que grado de oclusión posee esta, para ofrecer un mejor tratamiento.

Puntos débiles de la pared anterolateral del abdomen

Casi el 75 % de las hernias ocurren en la ingle (son inguinales), seguidas de las hernias por incisión (10%), y
las umbilicales (3%). En el hombre son más frecuentes las hernias inguinales, mientras en la mujer son las
hernias crurales.

La hernia es una protrusión de una estructura, viscera u órgano fuera de la cavidad a la que pertenece. Las hernias de la región inguinal o dentro del escroto son muy frecuentes en el varón. La ausencia de obliteración del tallo del proceso vaginal da lugar a una serie de lesiones quirúrgicas muy frecuentes; la más común y más importante es la hernia inguinal oblicua (indirecta). La hernia inguinal contiene casi siempre parte de una viscera, habitualmente intestino delgado. La hernia inguinal puede ser oblicua (indirecta) o directa. La hernia inguinal oblicua abandona la cavidad abdominal por fuera de los vasos epigástricos inferiores en el anillo inguinal profundo y atraviesa el conducto inguinal para salir por el anillo inguinal superficial. La hernia inguinal oblicua puede ser congenita o adquirida. La posibilidad de hernia inguinal congenita existe en el momento del parto cuando el proceso vaginal no se ha obliterado, puede manifestarse al nacimiento, en la niñez o en la vida adulta. La hernia se produce después de levantar pesos, hacer esfuerzos, toser o realizar maniobras de compresión abdominal.
La hernia inguinal directa protruye hacia delante a través de la pared posterior del conducto inguinal y abandona la cavidad abdominal por la fosita inguinal media o interna. Atraviesa el triángulo de Hesselbach (formado a sus lados por los vasos epigástricos inferiores, por el borde externo del recto anterior y su base por el ligamento inguinal). El saco hemiario de esta hernia se compone de peritoneo. La hernia no atraviesa el anillo inguinal profundo sino que emerge a través del tendón conjunto hasta alcanzar el anillo inguinal superficial.
Algunas veces, el vulgo habla de la hernia como una rotura, queriendo significar algo parecido al “pinchazo” de un neumático provocado por la presión sobre un área debilitada. Como el escroto y las túnicas situadas en su interior representan evaginaciones de la pared anterior del abdomen, las hernias de la región inguinal o dentro del escroto son muy frecuentes en el varón.

HUECO POPLÍTEO

Está en la cara posterior de la rodilla, tiene forma de rombo con 2.5 cm de eje menor transversal. Hacia arriba lo limitan el bíceps crural hacia fuera y el semitendinoso y el semimembranoso hacia dentro.

Hacia abajo está limitado por los gemelos y el plantar delgado. El techo lo forman la aponeurosis poplítea, el suelo está formado por el triángulo poplíteo del fémur, la cápsula de la articulación de la rodilla y la aponeurosis que cubre al poplíteo.

Las estructuras que se encuentran son: en la línea media el nervio ciático poplíteo interno acompañado por los vasos poplíteos los cuales se disponen profundamente, hacia arriba por el lado interno y hacia abajo por el lado extemo. El nervio ciático poplíteo extemo sigue la dirección del tendón del bíceps. La vena y el nervio sáfenos extemos atraviesan la aponeurosis poplítea cruzada superficialmente por el nervio cutáneo superior del muslo. Además el hueco contiene vasos y nervios articulares de la rodilla y ganglios linfáticos.

APONEUROSIS PROFUNDA DE LA PIERNA Y EL PIE

La aponeurosis profunda es una continuación de la fascia lata y se inserta en la rótula, el ligamento rotuliano, la tuberosidad y los cóndilos de la tibia, la cabeza del peroné, la cara subcutánea de la tibia y el maléolo peroneo, envuelve los músculos de la pierna y forma los tabiques intermusculares.

En el tobillo es reforzada por fibras transversales que constituyen los retináculos o ligamentos anulares. En la planta es gruesa y forma la aponeurosis plantar superficial y en el dorso es delgada formando la aponeurosis dorsal superficial.

El retináculo extensor superior o fascículo superior del ligamento anular anterior va del borde anterior del peroné al borde anterior de la tibia por arriba de la articulación tibiotarsiana. Es cruzado por ramas del nervio musculocutáneo y cubre los tendones del extensor común de los dedos, extensor propio del dedo grueso, paquete vasculonervioso tibial anterior y al tibial anterior.

El retináculo extensor inferior o fascículo inferior del ligamento anular anterior se origina en la cara superior del calcáneo hasta la porción anterior del hueco calcaneoastragalino. Cubre los tendones del peroneo anterior y del extensor común de los dedos del pie. Se bifurca en porciones superior e inferior. La superior cruza el paquete vasculonervioso tibial anterior, al extensor propio del dedo grueso y al tibial anterior. La inferior cruza estos tendones, la arteria pedia y las ramas del nervio tibial anterior fusionándose con la aponeurosis plantar superficial.

El retináculo flexor o ligamento anular interno del tarso se extiende del maléolo interno a la tuberosidad interna del calcáneo. Forma cuatro compartimentos que de dentro afuera contienen el tendón del tibial posterior, tendón del flexor tibial de los dedos, paquete vasculonervioso tibial posterior y tendón del flexor peroneo de los dedos.
El retináculo peroneo o ligamento anular externo del tarso nace en la cara externa del calcáneo cruzando los tendones de los peroneos laterales largo y corto. Tiene dos fascículos, por abajo del superior estos tendones tienen una vaina sinovial común, por debajo del inferior cada tendón tiene su propia vaina y ambos están separados por un tabique que se inserta en el tubérculo externo del calcáneo.

MÚSCULOS DE LA PIERNA Y DEL PIE

Los músculos de la pierna están agrupados en cuatro compartimentos separados por tabiques intermusculares y el ligamento interóseo. El anterior se encuentra por delante del ligamento interóseo, entre la tibia y el tabique anterior y está formado por el tibial anterior y el extensor común de los dedos cubriendo a vasos y nervios tibiales anteriores y al extensor largo del dedo grueso.

El lateral se encuentra entre los tabiques y ahí se hallan los peroneos laterales largo y corto junto con el nervio musculocutáneo. El posterior se divide en superficial y profundo. El profundo está formado pó\ el poplíteo y el tibial posterior por detrás del ligamento interóseo y cubiertos por el flexor tibial y el flexor peroneo de los dedos y separados del superficial por la aponeurosis tibial profunda o tabique intermuscular transversal. El superficial es ocupado por el soleo, plantar delgado y gemelos.

APONEUROSIS DE LAS REGIONES GLÚTEA Y DEL MUSLO

La fascia superficial posee grasa, ayuda a formar el pliegue glúteo.
La fascia profunda forma la fascia lata en la cara externa del muslo donde origina el ligamento iliotibial, cuya inserción superior envuelve a la extremidad inferior pasando por la espina del pubis, arco crural, cresta ilíaca, cara posterior del sacro, ligamento sacrociático mayor, rama isquiopubiana y cresta pectínea del pubis.

El borde libre externo de la hoja superficial recibe el nombre de ligamento falciforme, que comienza en la espina del pubis, dirigiéndose hacia fuera hasta pasar la vena femoral, se inclina profundamente en relación con la safena interna y se une al borde de la hoja profunda dejando una abertura, el orificio de la safena o fosa oval a 3.75 cm por abajo y afuera de la espina del pubis, cerrada por la fascia cribiformis, que proviene de la hoja más profunda de la fascia superficial y es atravesada por la safena interna y otros vasos.

La fascia profunda también envuelve a los músculos del muslo. La aponeurosis anterior del pectíneo se confunde con la del psoasilíaco y con el arco crural formando la cinta iliopectínea que divide en dos compartimentos el espacio por detrás del arco crural: el vascular interno por donde pasa la vaina de los vasos femorales y el muscular externo donde pasa el psoasilíaco y el nervio crural. Hacia abajo la fascia lata rodea a la rodilla y se continúa con la aponeurosis de la pierna.

TRIÁNGULO DE SCARPA Y CONDUCTO DE HUNTER

El triángulo de Scarpa esta limitado por el Sartorio, el borde interno del aductor mediano y hacia arriba por el arco crural. Su suelo los forma el psoasilíaco y el pectíneo y su techo la aponeurosis del muslo.

El conducto de Hunter continua por el vértice del triángulo de Scarpa (es de forma triangular, ocupado por los vasos femorales y el nervio safeno interno) hasta el anillo del tercer aductor. Esta limitado por el vasto interno hacia fuera, el aductor mediano y mayor hacia atrás y como techo la aponeurosis del sartorio.

CARACTERES DIFERENCIALES DE LA PELVIS DE LA MUJER Y EL VARÓN

Pelvis redonda o feminoide.- Diámetro anteroposterior y transversal iguales. Pelvis larga, estrecha o antropoide.- Diámetro anteroposterior mayor. Pelvis plana o platipeloide.- Diámetro transversal mayor. Pelvis androide, en escudo o cuneiforme.- Diámetro transverso hacia atrás.
Pelvis en el varón.- Gruesa, rugosidades musculares notables, diámetros menores, estrecho superior menor e invadido por el promontorio sacro, profundidad mayor (10 cm), estrecho inferior menor (8.75 cm), arco púbico angosto y angulado, escotadura ciática mayor estrecha y en forma de gancho, el surco preauricular es estrecho y superficial, la rama inferior del pubis es un adelgazamiento de todo el borde inferior del cuerpo, trasfondo de la cavidad cotiloidea mayor, agujero obturado ovalado.
Pelvis en la mujer.- Estrecho superior redondeado, cavidad pélvica poco profunda (8.75 cm), paredes laterales rectas, estrecho inferior amplio (10 cm), cóccix más móvil, escotadura ciática mayor en ángulo recto con curva amplia, espina ciática más alejada del sacro y sobresale menos de la cavidad pélvica, surco preauricular ancho y profundo, la rama inferior del pubis nace exclusivamente de la porción externa del borde inferior, trasfondo de la cavidad cotiloidea menor, agujero obturado triangular.

AXILA

La axila es un espacio o hueco, en forma de pirámide tetraédrica, que tiene una base, un vértice y cuatro paredes.
El vértice es un intersticio triangular entre el borde externo de la primera costilla, la clavícula y el omóplato. La base esta formada por la aponeurosis axilar y la piel.
La aponeurosis axilar es gruesa, excepto en la porción anterointerna donde a menudo hay un hiato, que da paso a la prolongación axilar de la glándula mamaria.
La pared interna esta formada por las primeras cuatro costillas, los músculos intercostales entre ellas, y la porción superior del serrato mayor. Esta pared es atravesada por el nervio intercostohumeral. La pared anterior esta formada por el pectoral menor y la aponeurosis clavipectoral, cubiertos por el pectoral mayor.La aponeurosis clavipectoral es atravesada por la vena cefálica, la arteria acromiotorácica y el nervio del pectoral mayor.
La pared posterior esta formada por el subescapular hacia arriba y por el dorsal ancho y el redondo mayor hacia abajo.
La pared externa esta formada por el húmero, el coracobraquial y la porción corta del bíceps.
Los pliegues axilares anterior y posterior están formados por los bordes inferiores de los músculos pectoralmayor y redondo mayor respectivamente. El pliegue posterior es más bajo.
El contenido del hueco axilar es grasa y ganglio^ linfáticos. Los vasos axilares y el plexo braquial van de paso, entran por el vértice y se dirigen a la extremidad superior.
El vértice es el sitio más débil del hueco axilar y por lo tanto las infecciones pueden extenderse hasta el cuello por este sitio.
Las incisiones en la axila deben de efectuarse en la base, cerca de la pared interna. En la pared posterior de la axila se forman dos triángulos y un cuadrilátero:
El triángulo humerotricipital, cuyos límites son: la porción larga del tríceps, el redondo mayor y el húmero y por donde pasan el nervio radial y los vasos humerales profundos.
El triángulo omotricipital, cuyos límites son: la porción larga del tríceps, el redondo mayor y el omóplato, y por donde pasan los vasos escapulares circunflejos.
El cuadrilátero humerotricipital, cuyos límites son: la porción larga del tríceps, el cuello quirúrgico del húmero, y los redondos mayor y menor, por dónde pasan el nervio circunflejo y los vasos circunflejos posteriores.
Las lesiones del plexo braquial y de sus ramas tienen una enorme importancia, por que alteran los movimientos y la sensibilidad del miembro superior. Este plexo puede sufrir lesiones por enfermedad, estiramiento o heridas en el cuello o axila. Los signos y síntomas de la lesión depende de la parte del plexo braquial afectada. Las lesiones del plexo braquial determinan una pérdida de los movimientos musculares y, con frecuencia, una desaparición de toda la sensibilidad cutánea. El grado grado de parálisis se examina comprobando la capacidad motora del paciente. En el caso de parálisis completa no ocurre ningún movimiento, mientras que cuando la parálisis es incompleta se pueden realizar movimientos , pero más débiles que en el lado normal. La razón se obedece a que en una parálisis incompleta no se encuentran paralizados todos los músculos encargados del movimiento. La arteria axilar se puede palpar en la pared lateral de la porción inferior de la axila. A veces, es necesario comprimirla ( por ejemplo en las lesiones axilares), en su porción inferior contra el húmero, Dará sentir sus pulsaciones.

 

APONEUROSIS DE LAS REGIONES PECTORAL Y ESCAPULAR

La aponeurosis superficial del tórax posee abundante grasa, incluye al cutáneo del cuello y forma el lecho de la glándula mamaria.
La aponeurosis profunda envuelve los músculos de las regiones pectoral, escapular y cubre los intersticios entre ellos.

En el hombro, la aponeurosis se extiende como un revestimiento tubular para el brazo, cubre al deltoides y forma parte del suelo de la axila (profundamente a la piel) con el nombre de aponeurosis axilar. En el espacio que queda entre el pectoral menor y la clavícula, forma la aponeurosis clavipectoral.